REPROGRAMA TU MENTE PARA EL ÉXITO. PRIMERA PARTE

En la mente, hay zonas de luces – parte consciente- pero también de sombras – parte inconsciente-. Así, la zona de luces es todo aquello que uno piensa y sabe que piensa, y lo que uno siente y sabe que siente. Es a lo que se llama inteligencia consciente y hacemos uso de ella para resolver las cuestiones cotidianas. Por su parte, la zona de sombras es el inconsciente. Ésta es todo aquello que guarda las normas, ideas y preceptos con los que uno ha sido educado, así como la reacción emocional a las experiencias vividas. No hay un línea concreta que separe ambas partes, ya que se trata de estados mentales conscientes o inconscientes.

La clave que explica que a veces uno no pueda seguir avanzando como quisiera en la vida, es que la parte inconsciente influye en las decisiones que uno toma en la parte consciente. Y esta influencia no siempre se produce a favor de uno.

En la mente hay zonas de luces – parte consciente-, pero y zonas de sombras- parte inconsciente-. No hay una línea concreta que separe ambos, ya que son estados mentales, influyendo lo inconsciente en lo consciente (Foto cortesía de Fernando Tr)

Lo crucial para progresar es saber tomar las decisiones acertadas que le permitan a uno escoger la siguiente meta, saber cómo llegar a ella y de qué forma ir resolviendo los obstáculos que vayan apareciendo. Y para ello, las cuestiones inconscientes han de ir quedando resueltas, ya que todo aquello con lo que uno no se enfrenta y se quiere tapar, va adquiriendo relevancia y poder en la propia existencia.

De ahí lo importante de conocerse bien para saber cómo uno es, identificar los propios valores y cuál es el siguiente paso a dar para continuar con el propio crecimiento. Para ello, conviene averiguar si uno tiene nudos mentales o emocionales, que se correspondan con reacciones o pensamientos del pasado que uno no haya podido asimilar en su momento, y que ahora frenan el progreso.

Para ello, quien esté interesado podrá acceder a mi artículo de la próxima semana, en el cual pondré a disposición mi programa para desbloquear posibles lazadas en tu inconsciente que te impiden seguir progresando.

El asunto es que aprender a aceptar las realidades externas e internas, es algo que nadie nos enseña a hacer. Pero se trata de algo tan determinante en nuestro éxito, que esas destrezas hay que aprenderlas de forma específica en algún momento de la vida.

Hay mucho más en la mente inconsciente de uno que lo que en este momento cree su parte consciente

Cuando uno aprende a programar su mente de la forma adecuada, empieza a generar una auto aceptación y amor incondicional a todo cuanto se es y representa. Y de esta forma, puede comenzar a abrazar de una forma más natural los propios valores y empezar tomar decisiones más acordes con los mismos.

Aplicado al ámbito del desarrollo personal, la reprogramación permite que uno pueda desarrollar su mente a su máximo potencial. Y de esta forma, seguir aprendiendo y mejorando durante toda la vida. Pero para ello, es necesario abordar esos posibles nudos o conflictos que se hayan formado en el inconsciente, resolverlos e integrarlos con el resto de la mente.

Para llevar una vida de aprendizaje continuo, antes hay que resolver los nudos mentales y emocionales del inconsciente

Cuando se producen disonancias entre la parte consciente e inconsciente, aparecen las llamadas creencias limitantes. Éstas se dan en la confluencia de aquello que se quiere y lo que al final se suele lograr. Y cuanto mayor sea esta discrepancia, más negativamente influirán este tipo de creencias y más restringirán el campo de acción.

Una forma de evitar esta desarmonía, es tratar de minimizar el poder de lo que uno tapa, dándole luz e integrándolo en la mente consciente. Y conforme lo inconsciente se va haciendo conocido, todo cuanto no haya sido integrado, o asimilado en su momento, se podrá interpretar y darle un nuevo sentido, desde un enfoque actual.

De ahí lo fundamental de auto conocerse bien, para recordar qué es lo que se ha vivido, cómo lo ha vivido y cómo integrarlo en el momento actual, sin dejar nada atrás. Esto te permitirá asimilar lo que no conoces de ti en esquemas más realistas que funcionen para ti en tu presente actual.

En cuanto uno empieza a asimilar el pasado en una vivencia más realista y acorde con el presente, habrá más concordancia entre la mente conocida y desconocida. Y es entonces cuando se pueden empezar a tomar decisiones más ajustadas a uno, sus propios valores y proyecto vital. Y una vez elegidas dichas opciones, aumentará la propia motivación y libertad para ir a por todas a por ellas.

Si uno se plantea objetivos para mantenerse en el nivel medio, se está limitando progresar a niveles más altos. Por eso, cada cual ha de elegir sus propias metas, aunque éstas sean complejas y difíciles.

Lo anterior, implica que la propia mente no siempre está preparada para tomar las decisiones más adecuadas para quien uno es, los propios valores y expectativas. Por ello, al ir identificando e integrando los pensamientos y vivencias inconscientes, empezarán a retirarse los condicionamientos que antes nos frenaban.

A continuación, voy a compartir contigo tres claves que podrían indicar una inadecuada identificación de la parte conocida de tu mente con la parte que desconoces. Hay mas claves, pero éstas son las primeras que debes conocer.

Las tres claves son las siguientes.

Primero. No consigues poner en práctica tus metas.

Hay incongruencias cuando uno no puede poner en práctica las metas

Las decisiones se toman unos segundos antes en el nivel inconsciente que en el pensamiento consciente. Así que cuando hay incongruencias entre ambos, la capacidad de seguir la opción elegida disminuye.

Segundo. Te falta seguridad.

La falta de seguridad en uno mismo, ocurre cuando los valores conscientes no coinciden con los inconscientes

Así, te gustaría alcanzar tus metas teniendo plena seguridad en ti mismo o ti misma y tus posibilidades, pero no acabas de fiarte de ti. Es como si algo siempre acabara fallando a la hora de la verdad. Esto ocurre cuando a uno se le ha transmitido – o uno mismo lo ha interpretado así – del propio entorno inmediato, ideas o valores distintos a los de uno.

– Tercero. No te planteas las metas adecuadas

Te planteas metas más asequibles cuando lo que realmente quieres hacer se complica

En realidad, aunque te gustaría ser capaz de plantearte metas de largo alcance, sueles quedarte en la superficie, y no ir más allá. Esto hace que cuando un objetivo se complica, uno se retira. Ocurre cuando uno está preparado para plantearse metas asequibles, que no coinciden con las metas elevadas que quieres ahora para tu vida.

Si es esto lo que te ocurre, en mi artículo de la próxima semana, pondré a tu disposición un programa que te permitirá desbloquear la parte no conocida de tu mente y así empezar a mejorar en tus logros. En este momento, te adelanto tres tips que puedes empezar a poner a práctica desde hoy mismo.

Los tres tips son.

Primero. Conócete.

Para desbloquearse, lo primero que uno ha de hacer es conocerse, saber cuáles son los propios puntos fuertes y débiles e integrar ambos.

Para ello, haz una lista en donde anotes tus puntos fuertes, y puntos a mejorar. Asimismo, pon tus virtudes, valores y aquello que te gusta y no te gusta de ti. Trata de ser lo más objetivo posible, así como de no juzgar aquello que quieras mejorar en ti. Simplemente, ponte a ello.

Segundo, establece tu plan de acción.

Establece tu propio plan de acción que se ajuste a ti y lo que quieres.

Así, en base a tus puntos fuertes y aquellos que quieres potenciar, comprométete para llevar a cabo un plan de acción eficaz. Un plan que te permita desarrollar lo que se te da bien y aprender lo que no.

Tercero. Empieza a practicar

Comienza a poner en práctica todo lo que ya sabes sobre ti. Así, podrás ir alcanzando tus metas de forma natural.

Para ello, empieza a plantearte metas que puedas ir alcanzando de forma natural haciendo un esfuerzo medio, hasta llegar a esforzarte con las que realmente quieres alcanzar. Pero trata de que esta escalada sea progresiva, para asegurarte que no vas a abandonar cuando todo se complique.

Cada persona tiene su propio bagaje e ideas, por lo que nadie puede decirte lo que has de hacer con tu vida. Así que considera estos tres tips como claves que podrían ayudarte a conocerte mejor y a partir de ellos, si tu lo decides así, empezar a desprogramar de tu mente lo que ya no te sirve.

Y recuerda que sólo tu puedes elegir tu propio camino al éxito.

Elige tu propio camino al éxito

Gracias por leer, espero que te haya resultado interesante y que esté siendo un estupendo principio de semana! Como siempre, puedes poner tus comentarios aquí debajo o por mensaje privado. 😄☕✨


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s