A veces, en Navidad

Feliz Nochebuena

A veces, en Navidad las cosas no salen como uno las espera.

A veces, en Navidad sigue habiendo conveniencias, traiciones y deslealtad.

A veces, en Navidad parece que nadie ha aprendido nada.

A veces, la Navidad no parece Navidad.

A veces, parece que nadie ha aprendido nada en Navidad

Pero la Navidad es real.

No es una venta comercial, aunque haya comercio.

No es dar un regalo, aunque éstos llenen los corazones de alegría.

No es una cena compartida, aunque sobre todo, éste sea un momento para compartir.

No son sólo las luces, aunque ahora sea un momento de gran Luz.

Ahora es un momento de gran Luz

En el día a día, los minutos y las horas se suceden en gris, mientras el frío atenaza fuera y dentro de los corazones.

La pandemia no natural sigue imparable su camino para llevarnos a un abismo incierto en donde quizá ya no habrá preguntas, ni porqués, y sólo la sabiduría innata nos podrá ayudar.

El ánimo general queda enmascarado para no hacer todo más duro a los niños. Las pequeñas almas que viven esperando y anhelando que todo esto pase y que vengan momentos mejores. La mayoría de los adultos prefiere no pensar.

Y todavía hay demasiados lugares en donde todo está mucho peor. Inimaginable. Atroz para la buena gente. Inhumano para todos.

En demasiados lugares, el día a día es atroz, inhumano.

Todo lo anterior está ocurriendo, pero también está ocurriendo la Navidad.

Alguien nació para traer su regalo de Amor, Paz y Esperanza.

Alguien dio ejemplo a todos de paciencia, misericordia y justicia.

Alguien dedicó su vida a ayudar a los demás.

Alguien no discriminó, se mezcló con los abandonados y les ayudó hasta su máxima consecuencia. De hecho, les convirtió en sus amigos, en sus discípulos.

Alguien no dudó nunca en hacer el Bien.

Alguien ofreció siempre una solución para la pobreza, la desigualdad, la discriminación y la maldad.

Alguien dio todo para que el Amor , la Paz y la Justicia pudieran ser algún día una realidad.

Alguien dio todo para que el Amor, la Paz y la Justicia pudieran ser algún día una realidad

Alguien nació y murió por ello.

Esto es lo que se celebra en Navidad.

Por eso, el agradecimiento es real.

El amor es real.

La Paz es real.

La Paz y el Amor es real

Así que no es el momento de responder ante una provocación.

No es el momento de meterse en competiciones absurdas.

No es el momento de gastar por gastar.

No es el momento de simulaciones.

Es momento para recordar lo que ocurrió.

Para no olvidar que el Amor y la Esperanza son algo real.

Que la Paz es posible.

Que la Justicia puede darse.

Que vivir haciendo el bien es la mejor forma de vida.

No hemos olvidado. Ten siempre en cuenta tus bendiciones y Feliz Navidad!

Gracias por leer.

Espero que estas Navidades todo el mundo encuentre su Navidad. 💫🎇✨


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s